El azar

El azar,
el imposible azar consiguió
que dos veces tropezáramos,
después de aquello.
(Y ni tú ni yo supimos
decirnos nada).

Y no sé qué hago
ahora aquí,
dando una vuelta
por tu barrio
con la vaga esperanza
de volver a verte.

Y tan seguro de
que no nos diríamos nada,
que yo disimularía y que tú
disimularías
y que no
nos miraríamos
siquiera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: